Inspirado en los rizados pétalos púrpuras y los flecos amarillos de las gargantas de las violetas, el jabón Violeta silvestre es una forma divertida de celebrar el regreso de la primavera. Es una receta de jabón totalmente natural, elaborado en frío, con infusión de té de hierbas de violeta silvestre, aceite de almendras dulces con infusión de violeta, y teñido con colorantes naturales.

Violetas silvestres para hacer jabón natural

Mientras disfrutas del calor renovado del sol, de los sonidos de los pájaros que regresan y del verdor de la tierra, no dejes de buscar unos puñados de violetas silvestres y sus hojas.

No sólo puedes hacer vinagre de violeta silvestre para aliñar tus ensaladas de primavera y sirope de violeta silvestre para endulzar tus bebidas favoritas, sino que tu piel te agradecerá que hagas estas pastillas hidratantes de jabón de violeta.

Las violetas están repletas de vitaminas y minerales, especialmente vitaminas A, C, & E. ¡Esto significa que tienen multitud de beneficios para nuestra piel! Cuando se utilizan en el cuidado de la piel, las violetas son conocidas por beneficiar a muchas afecciones cutáneas problemáticas.

Incorporar productos botánicos ricos en antioxidantes al cuidado de la piel es una forma excelente de protegerla de los efectos nocivos del medio ambiente. La naturaleza refrescante de las violetas puede aliviar muchos problemas de la piel inflamada.

Antes de empezar

¿Eres nuevo en la fabricación de jabón? Echa un vistazo primero a mi post sobre cómo hacer jabón para principiantes para que conozcas todos los aspectos básicos de la fabricación segura de jabón.

Yo también muy ¡recomiende el eBook y el eCurso de Jan Berry!

Son recursos fantásticos para principiantes e incluyen instrucciones paso a paso para hacer jabones naturales, con recetas también ¡Es como aprendí a hacer jabón!

Ingredientes del jabón de violeta

{Este post está patrocinado por Mountain Rose Herbs}

Mountain Rose Herbs es mi lugar favorito para conseguir aceites portadores, hierbas secas y aceites esenciales. Brambleberry tiene una buena selección de colorantes naturales y otros suministros para la fabricación de jabón.

  • 16 oz. de sebo purificado
  • 7,5 oz. de aceite de coco
  • 7,5 oz. de aceite de almendras dulces con infusión de violeta
  • Té de hierbas con infusión de violeta de 11,8 oz.
  • 4,5 oz. de hidróxido de sodio (lejía)
  • 1 cucharada de arcilla brasileña morada, y/o 2 cucharadas de aceite de infusión de alcántara
  • 1 cucharada de aceite de achiote, o aceite de espino amarillo
  • 1 onza de aceite esencial de lavanda
  • 0,7 onzas de aceite esencial de geranio

Con las violetas recolectadas se prepara una simple tisana de violetas: se vierte agua hirviendo sobre las flores y se deja reposar hasta que se enfríen a temperatura ambiente.

Me gusta hacer jabón con la parte líquida congelada en cubitos de hielo. Reduce los vapores y agiliza la elaboración del jabón porque no hay que esperar a que se enfríe la mezcla de lejía y agua.

También tendrás que infusionar el aceite de almendras dulces con las violetas. Puede ser una infusión larga en un lugar fresco y oscuro, o una infusión rápida calentada, dependiendo del tiempo de que dispongas.

Obtenga más información en mi artículo sobre cómo hacer un aceite de infusión de hierbas.

¿Es necesario utilizar sebo para el jabón?

Esta receta de jabón de violetas no es vegana y utiliza sebo para hacer una pastilla de jabón dura y, por lo tanto, duradera. NO puedes sustituir el sebo de forma segura, pero puedes aplicar las técnicas de coloración de esta receta a tu receta de jabón vegano favorita.

¿No se siente cómodo utilizando sebo o manteca de cerdo en su jabón? Es posible que ya se encuentre en el jabón que utiliza. Compruebe la lista de ingredientes del jabón del supermercado. Uno de los ingredientes más comunes que encontrará es el "sebo sódico", es decir, sebo saponificado.

Si le preocupa desde el punto de vista de la sostenibilidad, tenga en cuenta que son subproductos de la industria cárnica y que, a menos que les encontremos usos, acabarán siendo residuos. Por este motivo, algunas personas optan por abstenerse de comer carne pero siguen utilizando grasas animales en sus jabones.

Siempre hay que evitar el aceite de palma, el aceite vegetal más utilizado para la calidad de la dureza en las recetas de jabón, debido a la deforestación masiva durante la cosecha.

Los aceites de este jabón son sencillos y están bien equilibrados. Como ya se ha mencionado, el sebo aporta dureza, mientras que las propiedades del aceite de coco ayudan a limpiar bien, y el aceite de almendras dulces es hidratante y evita que la piel se reseque.

Colorantes naturales para el jabón de violeta silvestre

La arcilla brasileña aporta nutrientes y minerales adicionales para nutrir la piel. También proporciona una exfoliación suave que limpia y desintoxica la piel. Le encantará el tacto suave y sedoso de la barra gracias a la arcilla.

La arcilla púrpura brasileña es suficiente como colorante para esta receta. Dará un ligero color violeta empolvado. Pero me encanta el color intenso que aporta el aceite de alcántara. Oscurecerá el tono y engrasará el jabón, haciéndolo aún más hidratante.

Puede utilizar el color morado para hacer una simple barra violeta o puede retirar una parte de la masa antes de colorearla y añadir un colorante amarillo para verterlo por encima y hacer el centro amarillo.

Puedes utilizar los aceites esenciales que prefieras. Para esta receta, combino lavanda y geranio para dar a las barritas un aroma floral a la antigua usanza.

Cómo hacer jabón de violeta silvestre

Empezarás pesando todos los ingredientes. Empieza por las grasas sólidas para que se derritan mientras mides el resto.

Pesar las grasas sólidas (sebo purificado y aceite de coco) en un cuenco de cristal grande que quepa sobre un cazo pequeño para crear una caldera doble. Llenar el cazo con agua y llevarla a ebullición. Colocar el cuenco con el sebo y el aceite de coco sobre el cazo hasta que se derritan.

Mientras tanto, pesa los cubitos de hielo de té violeta en un bol de cristal grande o en un recipiente de plástico.

Pesar la lejía (hidróxido de sodio) en un pequeño cuenco de cristal.

Con las gafas protectoras puestas, remueve lentamente la lejía en los cubitos de hielo hasta que se hayan derretido por completo y se haya disuelto toda la lejía.

Pesar el aceite de almendras dulces con infusión de violeta y mezclarlo con la mezcla de sebo y aceite de coco derretida.

Mida los aceites esenciales y los colorantes en cuencos separados y resérvelos.

Aunque no es necesario, yo utilizo un termómetro para hacer jabón. Cuando utilizo temperaturas más bajas y aceites más duros, no quiero arriesgarme a que se produzcan trazas falsas. Al tomar la temperatura de referencia de mi mezcla de jabón, puedo estar segura de que se están produciendo trazas porque la temperatura de la masa empezará a subir.

Compruebe la temperatura de la mezcla de aceite y la solución de lejía para asegurarse de que se han enfriado lo suficiente para que cuando se mezclen las temperaturas tengan una media de 90-110 grados F.

Incorporar lentamente los aceites mezclados en la solución de lejía y remover con una espátula de silicona hasta que los aceites se incorporen y no queden vetas por encima.

Mientras remueves, toma una lectura de la temperatura para tener una línea de base. (Usted sabe que su mezcla ha comenzado a saponificar cuando la temperatura comienza a subir. Me gusta ver que suba 2-3 grados. Esta es la mejor manera de confirmar que no tiene un "rastro falso" que puede suceder cuando se utilizan aceites para la dureza).

Con una batidora de inmersión, batir bien la mezcla hasta que quede un rastro fino y la temperatura empiece a subir. Apartar el termómetro.

Remover los aceites esenciales con la espátula hasta que estén totalmente incorporados y luego darle otro pulso durante unos 30 segundos con la batidora de inmersión.

Para colorear el jabón, divida la masa como se indica en la receta. Añada el colorante violeta a la mayor cantidad de masa y el colorante amarillo a la menor.

Es una técnica bastante sencilla para colorear el jabón, pero el efecto es impresionante.

Llene el molde de jabón hasta ¾ de su altura con la mayor parte de la masa de color violeta. Desde lo alto, vierta la masa amarilla por el centro.

La gravedad de la técnica de vertido alto hará que el color caiga hacia el centro. Si lo desea, puede utilizar un palillo o la sonda de un termómetro para darle un pequeño remolino. Por último, cúbralo con la masa de jabón violeta restante.


MÁS RECETAS DE JABÓN NATURAL

Aquí tienes más recetas de jabón para que las hagas ahora que sabes lo básico:

  • Jabón de rosa mosqueta
  • Jabón de rosa silvestre y milenrama
  • Jabón de Kombucha
  • Jabón de pino con especias de invierno
  • Jabón de diente de león
  • Barritas de champú de romero y menta

Imprimir receta Pin Receta 5 de 1 voto

Jabón de violeta silvestre

El jabón de violetas silvestres es una forma divertida de celebrar el regreso de la primavera. Es una receta de jabón totalmente natural, elaborado en frío, con infusión de té de hierbas con violetas, aceite de almendras dulces con infusión de violetas hidratante y teñido con colorantes naturales. Tiempo de preparación 1 hora Tiempo activo 1 hora Tiempo de curación 30 días días Tiempo total 30 días días 2 horas Rendimiento 10 pastillas Coste $4.00 Autor Colleen @Cultivar Forraje Cocinar Fermentar

Equipamiento

  • Gafas de seguridad
  • Guantes de goma
  • ▢ Cacerola pequeña
  • ▢ 3- Cuencos grandes de cristal
  • ▢ Vaso medidor pequeño de cristal
  • ▢ Espátula de silicona
  • ▢ Batidora de inmersión
  • ▢ Termómetro
  • Molde para jabón

Ingredientes

US Customary - Métrico

Aceite de hierbas con infusión de violeta

  • ▢ un puñado de flores y hojas de violetas silvestres
  • ▢ 8 onzas de aceite de almendras dulces

Infusión de Violeta

  • ▢ un puñado de flores y hojas de violetas silvestres
  • ▢ 12 onzas de agua

Jabón de violeta silvestre

  • ▢ 16 onzas de sebo purificado
  • ▢ 7,5 onzas de aceite de coco
  • ▢ 7,5 onzas de aceite de almendras dulces con infusión de violeta
  • ▢ 11,8 onzas de té de hierbas con infusión de violeta
  • ▢ 4,5 onzas de hidróxido de sodio (lejía)

A la traza añadir:

  • ▢ 1 cucharada de arcilla brasileña morada
  • ▢ 2 cucharadas de aceite infusionado con alkanet opcional (alkanet en polvo infusionado en aceite de su elección hasta que adquiera un color intenso).
  • ▢ 1 cucharada de aceite de achiote o de espino amarillo (el aceite de achiote se elabora infusionando las semillas en el aceite elegido hasta que adquieran un color intenso).
  • ▢ 1 onza de aceite esencial de lavanda
  • ▢ .7 onzas de aceite esencial de geranio

Instrucciones

Aceite de hierbas con infusión de violeta

  • Añade un puñado de pétalos de violeta, y las hojas si lo deseas, a un tarro de cristal tamaño pinta.
  • Cubrir las violetas con unas 8 onzas de aceite de almendras dulces.
  • Deje el tarro en un lugar fresco y oscuro durante unas semanas para que se infusione O colóquelo en un cazo con agua y póngalo a calentar o en una olla de cocción lenta llena hasta la mitad de agua en la posición de caliente.
  • Después de unas horas o toda la noche, colar las violetas del aceite.

Tisana de violeta

  • Llevar a ebullición 2 1/2-3 tazas de agua.
  • Añadir las violetas y retirar del fuego.
  • Cuando se haya enfriado a temperatura ambiente, cuela las hierbas del té.
  • Si lo desea, congele el té en cubitos de hielo.

Jabón Violeta

  • Pesar las grasas sólidas (sebo purificado y aceite de coco) en un bol de cristal grande que quepa sobre un cazo pequeño para crear una caldera doble.
  • Llene el cazo con agua y llévelo a ebullición. Ponga el bol con el sebo y el aceite de coco sobre el cazo hasta que se derritan.
  • Mientras tanto, pesa los cubitos de hielo de té violeta en un bol de cristal grande o en un recipiente de plástico.
  • Pesar la lejía en un pequeño bol de cristal.
  • Con las gafas protectoras puestas, remueve lentamente la lejía en los cubitos de hielo hasta que se hayan derretido por completo y se haya disuelto toda la lejía.
  • Pesar el aceite de almendras dulces con infusión de violeta y mezclarlo con el sebo y el aceite de coco derretidos.
  • Mide los aceites esenciales y los colorantes en recipientes separados y resérvalos.
  • Compruebe la temperatura de la mezcla de aceite y la solución de lejía para asegurarse de que se han enfriado lo suficiente para que cuando se mezclen las temperaturas promedien alrededor de 90-110 grados F.
  • Incorporar lentamente los aceites mezclados en la solución de lejía y remover con una espátula de silicona hasta que los aceites se incorporen y no queden vetas por encima.
  • Mientras remueves, toma una lectura de la temperatura para tener una línea de base. (Ver notas anteriores.)
  • Con una batidora de inmersión, batir bien la mezcla hasta que quede un rastro fino y la temperatura empiece a subir. Apartar el termómetro.
  • Remover los aceites esenciales con la espátula hasta que estén totalmente incorporados y luego darle otro pulso durante unos 30 segundos con la batidora de inmersión.

Remolino de masa de jabón

  • Para colorear el jabón, divida la masa.
  • Mida 6 onzas de masa de jabón en un cuenco (puede reutilizar uno de los cuencos de aceite).
  • Añadir el aceite de achiote (o aceite de espino amarillo) y mezclar bien.
  • Mida el resto de la masa, unas 20 onzas, en un bol aparte.
  • Añadir la arcilla brasileña púrpura y el aceite de alkanet y mezclar bien.
  • Rellene el molde hasta 3/4 partes aproximadamente con la mayor parte de la masa de color violeta.
  • Desde lo alto, vierta la masa amarilla hacia el centro. La gravedad de la técnica de vertido alto hará caer el color hacia el centro.
  • Utilice un palillo o la sonda del termómetro para dar vueltas si lo desea.
  • Rellenar el molde hasta el fondo con el resto de la masa violeta.
  • Si lo desea, espere hasta que la masa se haya espesado lo suficiente como para darle vueltas por encima con el dorso de una cuchara.
  • Cubra el molde con film transparente y déjelo en un lugar fresco hasta que el jabón se haya endurecido lo suficiente como para desmoldarlo.

Curar el jabón

  • Corta el jabón en pastillas y déjalas reposar durante al menos 4 semanas para que se endurezcan. Cuanto más tiempo se endurezca el jabón, más duras serán las pastillas.

Quinn Veon elabora artesanalmente hierbas aromáticas totalmente naturales; jabón botánico y productos para el cuidado de la piel inspirados en la granja y el jardín. Puedes seguirla en Instagram @quillhavenfarm.